Dicen burbujas y pensamos en Champagne.  Pero, no todas esas sensuales burbujas vienen de Champagne.   Lee bien para que no te muerdan:

Champagne es una región de Francia, protegida por estrictas leyes que garantizan la calidad del vino que producen.  Hay varios estilos, pero para resumir: Brut es el más comercial, generalmente elaborado con uvas Chardonnay, Pinot Noir y Petit Mernier y un estilo Blanc de Blancs muy delicado, elaborado solo con uva Chardonnay.  Los caracteriza su método de elaboración conocido como Método Clásico o Método de Champenoise que consiste en una segunda fermentación en botella.

El Cremánt de Francia y los Sparkling Wines de California, Francia, España, Argentina y el resto del mundo, son todos los demás espumosos que no son elaborados en Champagne, pero siguen un estilo similar.  Casi siempre la botella indica si es o no Método Clásico, el estilo y las uvas utilizadas.  Serán queridos por tu bolsillo.

La Cava, es un Sparkling Wine de España de la zona del Penedés, en Cataluña.  Es una región protegida como en Champagne.  Se elabora con Método Clásico, pero usan otras uvas: Macabeo, Xarello y Parellada.  Un factor importante para que su aroma y sabor sea diferente a otros espumosos.  Sus niveles de calidad se miden por Cava, Reserva y Gran Reserva, según añejamiento.  Va bien hasta con tacos y guacamole y son económicos.

El Prosecco es ligero, aromático y refrescante.  Protegido al norte de Italia en Veneto y Friulli.  Su elaboración es diferente, se conoce como Método Charmat o Tanque y la uva se llama Glera.  Perfecto con carnes curadas, frutas y platos asiáticos.  Su calidad lo indica la etiqueta: Prosecco,Prosecco Superiore y Prosecco di Conegliano e Valdobbiadene, siendo el de mejor calidad y el que sirvo yo en casa.

El Franciacorta lo amo, es el Champagne Italiano.  Es una región protegida en Lombardía, al norte de Italia y aunque se produce muy similar al Champagne, son una ceda en boca.  En este lado del mundo no son tan conocidos, pero estas burbujas son las que más disfruta un italiano.

Un buen Lambrusco te roba el corazón.  Se hace como el Prosecco, pero con más de 13 uvas tintas típicas del norte de Italia (Emilia Romagna y Lombardía). Los mejores se delatan por su sello de zona protegida DOC (Denominazione di Origine Controllata) y hace pareja con una pasta bologneseo lasagna.

El Vinho Verde es el hijo protegido de Portugal, en una zona lluviosa y verde llamada Minho.  Es joven, ligero y refrescante.  Se hace con uvas Albariño, Loureiro y Arinto.  No es considerado espumoso, porque las espumas surgen de forma natural o en ocasiones agregadas, pero te lo quise presentar porque lo vas a amar.  A diferencia de otros espumosos que fluctúan entre 12-14% de alcohol, éste está entre 8.5-11.5% y, como cóctel, con bacalao o en un día de playa, es irresistible.

Se vale disfrutar de una copa de burbujas frías con casi todo lo que degustes en el plato, alza tu copa y ¡qué vivan las burbujas!

Facebook

Twitter